miércoles, 24 de marzo de 2010

CONSPIRACIÓN EN LA ANTARTIDA – Nueva Geografia Antártica

Aunque filtrados por los medios y censurados por los planes de estudio y los datos científicos divulgados públicamente, de la Antártida nos llegan imágenes y datos realmente curiosos.

A este continente situado en el extremo sur del mundo se le atribuyen aprox. 14 millones de Km2.

De estos, aunque oficialmente se niegue, hay varios millones de kilómetros cuadrados de tierras libres de hielos.

En los meses menos fríos los valles secos antárticos tienen cursos de agua provenientes de los glaciares circundantes. En algunas partes bajas de estos valles hay formaciones lacustres que en ocasiones se entremezclan con glaciares de sedimentación.

La Antártida tiene una apertura polar en torno al polo sur geográfico. Rodeando a esta apertura polar como un anillo hay una tierra alta, una meseta cubierta por hielos y glaciares muy planos y sin accidentes geográficos. Los glaciares de esta alta meseta son formados por la acumulación del hielo proveniente de constantes nieblas que recorren la región. Estas nieblas tienen su origen en los contrastes térmicos existentes entre los aires del interior y el exterior de la tierra.

En este anillo que rodea la apertura polar se encuentra la base USA Amundsen-Scott.

En la Antártida se dan extraños fenómenos ópticos de espejismos provocados por el contraste entre el aire cálido que proveniente del interior de la tierra circula por las partes altas de la atmósfera

y el aire frío de las partes bajas.

A veces el aire cálido desciende hasta la superficie provocando extraños fenómenos de subidas de temperaturas y vientos cargados de polen y otras materias orgánicas en suspensión.

Así mismo, en los conocidos Valles Secos antárticos se producen fenómenos acústicos en los que se oyen ecos y sonidos extrañísimos causados por la extrema pureza del aire, su casi nulo grado de humedad ambiental... Un lugar, como digo, libre de toda vida orgánica y donde el aire tiene una pureza diamantina. Tal vez esto le permita vibrar una intensidad de onda diferente.

En definitiva, la Antártida es un lugar encantado y mágico.

Allá, en esas tierras que como sabemos tienen enormes glaciares pero también grandísimas extensiones libres de hielo, hay bases secretas y la NASA y otras agencias espaciales y demás desarrollan programas clasificados y desconocidos al público.

¿Qué hace allá la NASA?. Se supone que es una agencia espacial, no antártica. Si es por pasar frío, pueden ir a las islas del norte de Canadá o a Groenlandia... Yo creo que la NASA está en la Antártida fundamentalmente estudiando sus anomalías magnéticas, como en el entorno del lago Vostok y el entorno de la apertura polar.

Las agencias y los gobiernos secretos no necesitan Area51 ni otras instalaciones subterráneas y secretas en USA rodeadas de mirones y curiosos "freakies" por todas partes. La Antártida les ofrece el aislamiento necesario para el desarrollo de sus proyectos con total impunidad.

Y a todo esto, ¿Qué pintan los nazis en toda esta película?.

Bueno, los nazis fueron pioneros en la exploración antártica.

Si bien en 1929 Richard Byrd (USA) sobrevoló el entorno del polo sur geográfico, fue la expedición alemana de Alfred Ritscher de 1938-1939 la que exploró el interior del continente de modo efectivo estableciendo bases secretas en zonas interiores.

No sólo una base en la costa de Neuschwabenland. Los alemanes exploraron el interior del continente y establecieron varias bases. Descubrieron enormes extensiones libres de hielo, zonas lacustres, ríos con flujo de agua en el verano antártico...

También descubrieron la meseta polar que, cubierta por una espesa y planísima capa de nieve que, como decimos, envuelve la apertura polar al interior de la tierra como un anillo.


Agradecimientos a :

http://barcelona.esoterismo.tripod.com


Señor X




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada